Toma mis datos y 100 euros, contrólame, me llamo Hulk


image

¡Vaya por dios!, ¿Pero tan idiotas nos consideran a los consumidores estas grandes empresas? Ahora resulta que, no nos llega con que Google, Apple o Microsoft, a través de sus teléfonos, controlen todos nuestros movimientos de forma gratuita que viene Opel y su subsidiaria OnStar vendiéndonos la moto del control absoluto de forma remota de nuestro automovil, para nuestra seguridad, recopilando todos y cada uno de los datos PRIVADOS de nuestros movimientos, ubicación, si también datos del motor que en principio no serían demasiado comprometedores, siempre que no te anulen la garantía por alguna falta en los mantenimientos recomendados por el fabricante. Todos conocemos casos en los que los fabricantes anulan las garantías por no cumplir con sus recomendaciones, pues con este sistema, tienen todo controlado además de nuestra ubicación “por nuestra seguridad“, nuestra forma de conducir, para luego, vender esos datos a compañías aseguradoras y así puedan éstas decidir si te aseguran o no tu flamante vehículo “ conectado“. ¿Sabías que en EEUU ya se han dado casos de divorcio por culpa de haber estado el automovil estacionado delante de establecimientos de chicas de “vida alegre“?.

Pero es que, encima, TE COBRAN. Si, si, has leído bien, por este servicio de control total de tu vida tiene un precio que se traduce en una cuota anual, dicen de 100€. Por lo menos, las tecnológicas Google y similares, recopilan datos gratuitamente, ya luego se encargan ellas de sacarles rendimiento a esos datos, pues por ejemplo, con publicidad “personalizada“, pero estos ya, no se cortan ni un pelo, te están llamando idiota a la cara.

Aunque creo, que para muchos subnormales esto del “Internet de las cosas“ les viene bien, ya que hay muchos que no saben ni donde tienen la mano derecha y lo notas, cuando ves en un taller, cuando les dicen que abran el capó del motor y no saben donde está la manilla. Por eso tienen que comprar este tipo de vehículos controlados. Hasta ahora los compraban en renting para no preocuparse de mantenimientos, ahora con esto, ya tienen instalado al Pepito Grillo en el cuadro de mandos de su coche, aunque seguirán sin saber para que se utiliza el palito (palanca) de los intermitentes.

Publicamos anteriormente que Scania tenía ya 170.000 camiones conectados, pero no se puede comparar el servicio público para el que están destinados los camiones que transportan miles de euros en mercancías con la recopilación de datos de la vida privada de las personas haciéndoles creer que, como los radares fijos, es “por su seguridad“, esto es una burla al sentido común.

http://bit.ly/1Pow9vK