Conducción en equipo y sus multas en Francia


Esta semana está levantando mucho revuelo entre los medios de propaganda, perdón, de comunicación especializados del transporte el hecho de que, en Francia, han empezado a sancionar con hasta 6.000 € la falta de un descanso de 45 min. a camión parado entre dos períodos de conducción. Esto es, porque el hecho de ir sentado en el asiento del acompañante, ya que, tampoco nos permiten ir acostados en la cama, no lo consideran como descanso, es más, tampoco los fabricantes de los tacógrafos lo consideran ya que al moverse el camión, pasan automáticamente a disponibilidad y se presupone que estos fabricantes tendrán unas especificaciones por las que regirse para la creación de estos dispositivos que les enviarán los legisladores de la UE.

Según el reglamento 165/2014 que entró en vigor en marzo del pasado año 2015, esta clarísimo, el descanso para ser considerado como tal debe marcarse con el icono de cama, y en sus notas aclaratorias publicadas posteriormente dicen que “puede considerarse”, no que deban considerarse como así quieren los empresarios exploradores, pausa el periodo de disponibilidad.

Esto nos viene bien a los conductores, y voy a explicar porque. En primer lugar, cuando una empresa aumenta a dos los conductores de un camión, no considera a los dos como iguales sino que uno es el responsable mientras el otro es el “tironero”, diferenciando así en sus sueldos esta categorización, cuando resulta que, legalmente, el responsable de un accidente, de una infracción o de cualquier otra cosa, es el que en ese momento va conduciendo, sea el conductor oficial o el “tironero”, lo que intentan con esta clasificación es ahorrarse costes, ya que su cliente no le va a pagar más por llevarse uno o dos conductores, por tanto lo que consiguen con esto es bajar el nivel salarial en general.

En segundo lugar, a nivel humano, todos sabemos que en un vehículo en movimiento, sea turismo o camión, el cuero humano va siempre en tensión, no descansando, más bien acumulando cansancio, y más todavía cuando ni siquiera las normas te dejan estirarte en la cama o poner las piernas encima del cuadro, por tanto es justo y necesario que los descansos sean a camión parado. Además, recordemos que si cada uno de los conductores puede conducir 4h30 y no paramos el camión más que para cambiar de conductor, estamos metiendo al cuerpo una acumulación de cansancio de 9h continuas sin poder estirar siquiera las piernas.

¿Y todo esto para que? Lo más normal después de obligar a sus chóferes a llegar a destino en el horario establecido por el sistema de conducción a destajo, es que se pasen días enteros esperando por un retorno. O sea que todo esto es para beneficio, como siempre, de los cargadores, que una vez que el camión ha llegado, lo tienen allí parado de almacén. Pero también como siempre, para cualquier transportista, sus conductores son esclavos sin voz ni voto a los que se puede obligar a conducir sin parar hasta el destino fijado por su cliente.

Otro asunto en el que nos beneficia el que los gendarmes franceses nos obliguen a hacer las pausas en conducciones en equipo, es, y según los medios que se están haciendo eco de esto, que se reducen hasta un 20% las “horas efectivas de trabajo”, entendiendo por estas, sólo las de conducción, me imagino, ya que como buenos propagandistas, nos imaginamos que es lo que les dicen sus amigos los grandes empresarios ya que no aluden a ningún informe presentado y no cuentan las horas en “otros trabajos” o en “disponibilidad”. Por ello, a las empresas que tan rentables les era el contratar por el mismo sueldo decente que estaban pagando a un solo conductor, a dos esclavos, quizás del este, quizás nacionales, no les será tan rentable el disponer de estos choferes esclavizados que no pueden ni pisar un restaurante para poder llevar un duro a casa.