Al final entraremos por el aro


Compártelo!

¿A que me refiero con esto? Pues a lo que los amos de este cortijo que es Europa pretenden meter a la población, en este caso a los transportistas y conductores en general, porque esta semana nos presenta el ministro alemán su proyecto de recaudación mediante la política “el que la usa, la paga”, como si ya no se pagarán suficientes impuestos a los hidrocarburos para pagar infraestructuras y demás zarandajas, que ahora no tienen suficiente para pagarse estos políticos sus viajes a Bruselas en primera clase y les vende a los alemanes esta política para meter peajes que paguen todos, esto si diciendo bien alto que é acompaña con una rebaja de impuesto de circulación, para hacerles ver a sus votantes que quien más van a pagar serán los extranjeros. Pobres incautos.

Pero esto es lo que se nos viene encima, amigos, los dueños de la política de los paises europeos, con esto, nos están diciendo que ya no llegan los impuestos que cobran en todos y cada uno de los aspectos económicos de un país y que hay que imponer nuevas formas de extorsionar a los ciudadanos.

Lo están intentando también con la ecotasa francesa o, como lo dan en llamar ahora, “peaje de tránsito para camiones”.

Tendremos que presentar, nosotros los ciudadanos, una ecotasa política, donde todo aquel político que ejerza su profesión, esté obligado a pagar al estado, contribuyendo así al sustento del Estado igual que lo hacemos los ciudadanos, que no disfrutamos de las prebendas de sus señorías, tales como aforamientos, sueldos, influencias, condonaciones de deudas de sus amigos los banqueros o jueces, con sus indultos, etc.