Decía Fofó: «Y ahora, queridos niños, agarraos que vienen curvas»


Compártelo!
Autónomos empotrados

Se dice, se cuenta, que el ministro Escrivá, uno de los 21 representantes ministeriales, en este caso del ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, está ultimando el diseño de un proceso gradual para adaptar las cotizaciones de los autónomos a los rendimientos de cada negocio en el que «no generará distorsiones significativas ni en los autónomos ni en la gestión administrativa«. Recordad cuando otro de los 21 ministros decía que no eran aconsejables las mascarillas.

Nos dicen que quieren modificar las cuantías de las cotizaciones sociales de los autónomos, con el fin de adaptarlas a la realidad de los ingresos que genera cada negocio, pero también para mejorar los incentivos para prorrogar la edad efectiva de jubilación. Que gusto va dar el ver ancianos de 70 o más años conduciendo camiones con, seguramente, más de 44 toneladas de peso y todas las facultades físicas y sensoriales de respuesta de cualquier joven de 30.

Nos la van a meter doblada, pero eso sí, despacito y con vaselina porque el excelentísimo señor ministro ha anunciado medidas para conseguir la cotización por ingresos reales en el régimen de autónomos, vamos, la eliminación de facto del régimen de módulos, un proceso que se hará gradualmente y de manera sostenida en el tiempo. Pero no os preocupéis porque según Escrivá, «no generará distorsiones significativas ni en los autónomos ni en la gestión administrativa y será implementada por tramos«, así como que verán reducidas sus cotizaciones un elevado número de autónomos, ya se verá luego lo que cobrarán cuando caigan en bajas por enfermedad. Recordad, «solo habrá uno o dos casos de enfermos del coronavirus» que decía el «comité de expertos inexistente» antes de la muerte de cerca de 50.000 almas.

Hay que esperar la letra escrita de esta propuesta pero lo que si está claro es que los 21 ministerios y 4 vicepresidencias, tropecientas secretarías y direcciones generales, multiplicado por 17 reinos de taifas, tienen una necesidad imperiosa de aumentar la recaudación para mantener el estado de mayor tamaño de cualquiera de los países de la Europa Occidental.

Pero no se vayan todavía, aún hay más

Porque resulta que las malas lenguas (normalmente medios no afectos a las doctrinas de este gobierno), léase Transporte al día, nos avisa de que cada vez son más las presiones para establecer un peaje generalizado a todas las autovías del país y que no han abandonado tampoco la idea del aumento del peso máximo a 44 toneladas y la altura máxima a 4 metros y medio, invitando a que estas medidas y en este contexto de quiebra del estado, sean una vía de recaudación más para su financiación. Si es queeeeee… nunca han sobrado los buenos samaritanos. Pero como nunca es suficiente el despilfarro y como dijo una de las vicepresidentas de este gobierno, el dinero recaudado por el estado no es de nadie, nos sale ahora el ministro Avalos con más organismos en los que dilapidar pasta, como es el invento del Sistema Nacional de Movilidad (https://is.gd/7R4o0O), a imagen y semejanza del de salud o protección civil. Hay mucho amiguete aún por enchufar, por eso hay que crear nuevos puestos en los que colocarles.

Ya se sabe que a río revuelto, ganancia de pescadores, pues aquí los pescadores son la cámara de Comercio de Infraestructuras, Equipamientos y Servicios Públicos que le presenta un plan al gobierno en el que, con un régimen de concesiones, se daría forma a un modelo de pago por uso de las infraestructuras y servicios, que implicaría un modelo de peaje global para las autovías de la Red de Carreteras del Estado, que por una módica inversión de 300.000 millones de euros, conseguirían darle la puntilla al sector del transporte.

La última hora es que el Congreso ha rechazado el plan del gobierno de quedarse con los superávits de los ayuntamientos para aumentar su liquidez a la hora de afrontar los pagos de los más de 3 millones de funcionarios (vividores y enchufados incluidos) y pensiones lo que ayudará a que este ejecutivo apruebe cualquier medida con la que pueda sangrar a los ciudadanos y, como siempre, serán los transportistas y sus queridos niños, cuando Fofó, el payaso de la tele les decía: «y ahora agarraos que vienen curvas», los paganos históricos de las fiestas (putas y cocaína incluidas) de este gobierno, emulando así al antiguo gobierno andaluz. Porque éstas medidas recaudatorias, por desgracia, no es necesario que pasen por el Congreso, solo tienen que aprobarlas en el consejo de ministros.

¿Conseguirán llevar a cabo estas medidas o crees que sería prudente que las impusieran lo antes posible para financiar el despilfarro de este gobierno?. Dame tu opinión en los comentarios de abajo 

Fuentes: https://is.gd/0xYjpc y https://is.gd/Gz5Mue

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *