Sobre el e-CMR


Compártelo!

Hace ya como unos 14 o 15 años escribí un artículo en mi antigua web, que aún andará guardado por ahí en alguna copia de seguridad, sobre como se podría eliminar el papel en el transporte. Ese que todos llevamos en cualquier operación de transporte, sea CMR, carta de porte, albaranes, etc.

Pues bien, en aquella época ya pude adivinar las utilidades del recientemente presentado código QR o bidi (de bidimensional, ya que el código de barras era unidimensional). No me considero un vidente, ni muchísimo menos, pero si que, al ver las posibilidades de este bidi se me dió por imaginar sus utilidades en nuestro sector y la principal, ya que, en aquella época se hablaba mucho de acabar con el papel en todos los ámbitos pero sobre todo en el empresarial, era el sustituir el CMR y los albaranes de carga por unos documentos en PDF, que ya contaban con la posibilidad de firma electrónica para que no hubiera posibilidad de modificaciones, almacenados en una web con una dirección que se plasmaría en el código QR, para que cualquier guardia o gendarme, al pararte, con un simple smartphone apuntando al código bidi, pudiera saber todos los detalles de la carga de un vistazo.

Yo me imaginaba unas etiquetas que, nada más terminar de cargar, se pegarían en la parte interna de las puertas del remolque con el código QR bien visible para cualquier control de las autoridades o incluso, si tenía que ir precintado, por la parte de fuera de las mismas. Todo eran ventajas, eliminación de papel, más agilidad en las gestiones, etc. Coño, pero ahora que me doy cuenta es lo mismo que están publicitando los estamentos internacionales como IRU y demás administraciones en la promoción del e-CMR hoy en día.

Y no les falta razón porque es y era el objetivo que yo me imaginaba en mi mente hace 15 años y que aunque con variaciones, se está intentando vender a todos los agentes implicados en un transporte de mercancías, cargadores, transportistas y, según lo tienen dispuesto, un tercero, que será una empresa certificadora donde se almacenarán los documentos en Internet para asegurarse de la autenticidad de los documentos apuntados por un código QR que no se aún, donde lo llevará el conductor. Puede ser que incluso eso no sea impreso en una pegatina como yo me lo imaginaba y se lleve en una imagen en el smartphone o tablet.

La implementación del e-CMR conlleva la necesidad de un partner que pueda actuar como “tercero de confianza” que garantice la cobertura legal de las operaciones pueda asegurar la veracidad, seguridad y trazabilidad de la información contenida y actualizada en el e-CMR a lo largo de su viaje. Así, en Europa, existen dos soluciones de relevancia en que dan respuesta a esta necesidad: Transfollow y Pionira.

Beneficios del e-CMR

  • Adiós al papeleo y las molestias que entraña: se acabaron las cartas de porte en papel extraviadas, escritas a mano o ilegibles.
  • Comprobante de entrega disponible en tiempo real: trabaje de forma más eficiente gracias a confirmaciones de entrega inmediatas y carentes de errores, ratificando plazos de entrega correctos y compartiendo directamente el CMR con todas las partes implicadas.
  • La digitalización de las cartas de porte supone un ahorro considerable para la administración y una alegría para el medio ambiente.
  • Las cartas de porte se firman digitalmente y son visibles en tiempo real a nivel administrativo. Esto posibilita una facturación instantánea de los pedidos.
  • Los clientes obtienen información acerca del estado de sus envíos y el momento de las entregas y reciben siempre facturas correctas. Y el resultado es… ¡clientes satisfechos!