La problemática de los camiones de mudanzas en la ciudad


Compártelo!
OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Como ya todo el mundo sabe (o debe tener cierta idea), el trabajo de camionero es realmente duro, bueno en realidad como (casi) todo trabajo.

El problema viene cuando existen obstáculos a la hora de realizar tu trabajo, y evidentemente, cuando trabajas en una gran ciudad con un camión, los obstáculos se multiplican.

En este caso vamos a tratar un poco el asunto de los camiones de mudanzas en las grandes ciudades, ya que existe un conflicto entre varias partes: el camionero, la empresa de mudanzas, los ayuntamientos y los habitantes de la zona.

Un conflicto con difícil solución

Ante la falta de empatía de todas las partes para ponerse en lugar del otro, nos encontramos ante las continuas quejas de todas las partes.

Los vecinos se quejan de las molestias que ocasionan el estacionamiento de los camiones en la vía pública, las empresas de mudanzas se quejan de las dificultades para tramitar permisos de estacionamiento de sus vehículos para ejercer las mudanzas, los ayuntamientos siempre quieren imponer más impuestos a las empresas de mudanzas, y los camioneros… bueno…tal vez sean los más afectados, ya que simplemente se quieren limitar a hacer su trabajo y se encuentran con todas las quejas juntas.

Es complicado encontrar una solución idónea ya que hay zonas de la ciudad en la que es muy difícil llevar a cabo el trabajo por parte de la empresa de mudanzas y no les queda más remedio que estacionar un poco más distanciado y recorrer a pie el resto del camino.

¿Cómo funcionan los permisos de estacionamiento para camiones de mudanzas?

Cada ayuntamiento tiene su propia política para otorgar permisos de estacionamiento para camiones y otras herramientas de mudanzas como los elevadores de fachada para el movimiento de muebles por ventanas o balcones.

Estos son algunos ejemplos de situaciones de permisos de estacionamiento para empresas de mudanzas:

Reserva de zona de carga y descarga: Este es el permiso que se suele pedir cuando se opera en ciudad, y se trata de reservar las zonas de carga y descarga para poder operar en exclusividad durante cierto tiempo.

Reserva de zona de estacionamiento: Se debe solicitar con antelación de unos días, y lo que se realiza ante este permiso es la de habilitar una zona destinada normalmente para el aparcamiento público, para que el camión pueda operar en esa zona específica, reservando la zona para evitar que aparquen otros vehículos que no sean el beneficiario de dicha licencia temporal.

Corte parcial de carril: Este tipo de permiso se solicita cuando la vivienda se encuentra frente a una vía de circulación de doble carril, donde se puede habilitar un carril para el estacionamiento temporal del camión de mudanzas para que pueda realizar sus tareas de trabajo.

Corte total del carril: Este tipo de permiso es más difícil de conseguir ya que altera por completo la circulación del tráfico, aunque puede que sea posible conseguirlo dependiendo de la zona, el tráfico, o el día.

Uso de plataforma elevadora: En muchos casos en necesario ubicar la plataforma elevadora en la acera o en la vía pública, por lo tanto se debe solicitar un permiso para poder operar en esa zona ya que causan molestias para los viandantes y demás.

Algunas soluciones propuestas

Hace un año el ayuntamiento de Madrid intentó una solución para este conflicto, de forma que este tipo de mudanzas se realizaran en un horario nocturno para no afectar a la circulación normal de la ciudad.

Emplazaba a las empresas de mudanzas a realizar sus actividades en la ciudad en un horario de 00:00 a 06:00 de la mañana.

Una posible solución que no contentaba a ciertas partes, como por ejemplo a los camioneros y operarios de mudanzas que se veían obligados a un horario nocturno, y también a los vecinos de la zona que iban a sufrir ruidos a altas horas de la madrugada.

Conclusión

Una mayor empatía parece hasta ahora la mejor solución, debemos de tener en cuenta que los camioneros y operarios de mudanzas están realizando su trabajo, y por lo tanto, debemos de respetarlo y en la medida de lo posible facilitarlo.

Artículo enviado por Enrique, de Mudanzas Cañadas