Podcast: Intermodal subvencionado


Compártelo!

image

A raíz del libro blanco desarrollado por la comisión europea hace años ya en la que había participado una comisaría española de la época de Aznar de cuyo nombre es mejor no acordarse, se establecía la necesidad de quitar camiones de las carreteras y el medio para conseguir este objetivo era el transporte intermodal. Claro, esa sería una buena idea siempre y cuando el transporte por carretera fuera controlado en nuestro país por grandes empresas las cuales podrían destinar parte de sus beneficios en diversificar los envíos en distintos medios de transporte pero como esto no pasa, de hecho, el 80% del transporte por carretera lo realizan autónomos y Pymes, y estos tienen ya los precios tan ajustados que les resulta imposible destinar parte de los portes que cobran en pagar otros medios de transporte alternativos a la carretera mientras no se vea ninguna ventaja en ello.

En el caso de las autopistas del mar, estas ventajas supuestas del medio ambiente, se convierten para los transportistas en verdaderos quebraderos de cabeza. En primer lugar el poco, mínimo o nulo impacto que representa el quitar de las carreteras un centenar de camiones cada dos días, esto refiriéndome a la Autopista del Mar de Gijón, en segundo lugar el tiempo que se pierde en cumplir los transportistas con sus clientes, tercero, la mala elección de destino donde deja los camiones, quizás si en vez de la Bretaña francesa fuera Normandía o incluso Bélgica sería más interesante para la transportistas y por último el precio de los pasajes, que la naviera como empresa de transporte, no puede perder dinero y tienen que inyectarle subvenciones los estados, cosa que no sucede con los transportistas por carretera, el combustible naval casi no paga impuestos en comparación con el que pagan los camioneros, en el mar no hay que pagar peajes cómo por carretera, encima cada vez el servicio a los chóferes es cada vez peor, poco les falta para no darles ni de comer o enviarles a dormir a las bodegas a las cabinas de los camiones, sobre todo en época de turistas.