Entrevista: Jeff, “El rompeplomos”


Entrevista a Jeff el rompe plomos

Esteban Rivera
Con mi amigo Jeff, “El rompeplomos”.

Simplemente por que como jefe de seguridad es el que rompe el precinto de las puertas, “plomber” en francés, cuando entro a descargar.

-¿Como ves la huelga Jeff?

*Sinceramente, difícil, aunque la gente en los medios no lo reconozca, esto se veía venir.

-¿Crees que es justa, la reivindicación?

*Si, con matices. Es verdad que nuestros sueldos están por encima de los vuestros, también nuestros impuestos lo están, en defitiva no hay gran diferencia, eso si, en derechos laborales, prestaciones y normativa estamos a un mundo y no te digo nada con los paises del Este.

-¿Cual crees que es la solución?

*Bien, como podrás observar en “el color de mis ojos” yo soy hijo de inmigrantes africanos y aunque mi mujer es Francesa pura, si es verdad que aunque no en las leyes, en el día a día si existe en Francia trabajadores de primera y segunda, nosotros observamos lo que por culpa de vuestros politicos estáis viviendo en España con la inmigracion ilegal, el trabajo sumergido, los contratos basura y que si no ponemos freno lo tendremos pronto aquí, de echo ya estamos empezando a notarlo.

-En vuestro sector “los choferes”, en Francia empieza a ser preocupante. Tu eres negro de origen africano, el carretillero que me descarga es Portugués y la mayoría del turno de noche también son de origen extranjero. ¿Es ese el problema en Francia?.

*No, de ninguna manera, el problema es que cuando cedes en tus derechos y percepciones laborales cedemos todos y perdemos todos.

-¿Entonces?

*El problema se llama CEE .

Mientras unos paises trabajen 35 horas a la semana y otros 60, los salarios en un pais sean 250€ al mes y en otros 2500€ lo de Comunidad Economica Europea es una mentira. Los Alemanes y Franceses exigen recortes, bajos costes de producción y a la vez igualdad de salarios, piden acogimiento de refugiados y que sus acogidos o inmigrantes sean especialistas o con formación universitaria” sin comentarios”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *