Airbag para el techo del remolque anti-agua, hielo o nieve


Las bajas temperaturas y las nevadas han sido protagonistas en nuestras carreteras durante las últimas semanas, una situación habitual en otros países europeos que ha sorprendido a más de un conductor en nuestro territorio. Además de la conducción y el cuidado añadido que supone circular por vías resbaladizas, a los transportistas debemos sumarles una segunda dificultad ante la caída de los copos blancos: la acumulación de nieve sobre el techo de su tráiler. TRP, el programa de piezas creado por PACCAR Parts, está comercializando el sistema Airbag de Seguridad de Techo (RSAB) para afrontar este revés de forma rápida y fácil apretando un botón del salpicadero.

Sin mantenimiento post-montaje

El RSAB se suministra pre-montado y consta de un tubo de aire situado entre el techo de lona y los arcos del techo. Este tubo se rellena de aire en unos minutos para crear el efecto tejado en vértice similar al de típicas casas de montaña. Su montaje es muy sencillo, empezando por la conexión de las líneas de alimentación para el suministro de aire del vehículo para, a continuación, instalar la unidad de control del sistema en la pared frontal. Por último, se montan los conductos bajo la lona del techo del semi-remolque o conjunto rígido y en apenas 3 horas (2 empleados) el transportista contará con un aliado clave en temporada invernal o rutas a los países más gélidos del continente. Este sistema no requiere de mantenimiento tras su colocación y su instalación nos puede salvar de los peligros derivados de cargar con nieve, hielo o agua en el techo:

  • Es motivo de multa, todo conductor debe evitar que la nieve o hielo acumulado sobre su vehículo pueda desprenderse y ser un peligro para la circulación.
  • Puede suponer un sobrepeso y por tanto exceder el máximo legal del vehículo.
  • Perjudica los consumos y suma emisiones tanto por incrementar el peso como por perjudicar su aerodinámica.

El sistema Airbag de Seguridad del Techo (RSAB) de TRP está disponible en conjunto para semi-remolque y conjunto rígido con 13,6 metros de largo y 7,2 metros de largo respectivamente. La solución cumple con la normativa legal actual y supondrá una mejora definitiva de la seguridad para los transportistas de larga distancia y las épocas invernales en España.

Fuente: DAF